Artículos

Tener la duda recurrente de ser homosexual, no significa que se sea gay. Puede ser un síntoma obsesivo.

Miedo a ser gay

A lo largo de mi experiencia como psicoanalista encontré muchas personas que sufren por dudar recurrentemente de ser homosexuales. Estos pensamientos aparecen acompañados de mucho malestar, mortificación y miedo a ser gay. A veces se presentan frases del estilo de "¿Seré homosexual?" que se repiten una y otra vez sin freno. Otras veces es directamente el miedo a ser homosexual.

En este texto explicaré en qué consiste esto y cómo se resuelve. 

 

¿Tener pensamientos homosexuales significa que uno es gay o lesbiana?

No. Tener estos u otros pensamientos no determinan la orientación sexual.

La homosexualidad no se determina por los pensamientos, sino por una preferencia y una elección sexual.

Quien es homosexual se siente en general más atraído sexualmente por personas del mismo sexo, mientras que por personas del sexo opuesto siente una atracción menor.

¿Esperaban que las personas heterosexuales sientan una atracción nula hacia las personas del mismo sexo?

Pues no, nunca es nula, puede ser mayor o menor, pero no nula. Más adelante retomaremos este tema. Por eso habría que reemplazar el miedo a ser gay o lesbiana, por una evaluación de los deseos y de la atracción sexual. Como veremos en el punto siguiente.

 

¿Cómo sabremos entonces si alguien es homosexual o heterosexual?

La orientación sexual se determina por la atracción sexual que siente y su deseo. En otras palabras, si se excita con un cuerpo femenino o masculino.

Pensar, los pensamientos, lo racional, no implica ninguna elección de objeto sexual. Tener un pensamiento intrusivo que diga por ejemplo "Te gustan los hombres" o "Eres gay" no dice nada de la orientación sexual. Del mismo modo pero a la inversa: una persona es heterosexual porque su deseo por personas del sexo opuesto supera al deseo que puede sentir por personas del mismo sexo. No porque piense que debe ser heterosexual.

 

Por Ejemplo:

Muchas veces una persona puede tener un pensamiento con una orientación sexual diferente de la atracción sexual que suele tener, esto no implica un cambio en la orientación sexual. Claro que algún significado tiene, pero en su mayoría no es el aparente. Podría ser como descubrimos con un paciente que el pensamiento inconsciente era "Si fuera gay eso le dolería mucho a mi mujer". Entonces pensar que era gay era una forma de fantasear con castigar a la esposa. No tenía ninguna relación con su orientación sexual.

 

Sin embargo estos pensamientos homosexuales pueden enfermar.

A veces un pensamiento aislado de tinte homosexual basta para disparar un proceso recurrente de duda obsesiva, produciendo un malestar muy grande y un intenso consumo de energía mental. Claro que para que todo esto ocurra tiene que haber un trasfondo, una tendencia a la duda obsesiva.

 

Veamos algunos casos de miedo a ser gay.

Un paciente, llamémoslo A. se presentó con la problemática de tener pensamientos como "sos puto", "¡Qué gay!", "¿Qué van a pensar si se dan cuenta de que eres gay". Estos pensamientos surgieron a partir de ver en televisión a un actor muy apuesto, y haber pensado "¡Qué lindo!" Luego de ese momento empezó a tener la duda obsesiva.

A. Sufría por estos pensamientos, tenía miedo a ser gay, desde hacía varios meses antes de consultar. Y ya le estaba afectando incluso a su vida sexual, porque estos pensamientos se le interponían cuando tenía relaciones sexuales con su esposa. Se empezó a trabajar y bastaron 2 sesiones para que se aclare el asunto que no respondía a una homosexualidad. Sino a la no aceptación de conflictos inconscientes que se expresaban en este síntoma.

Bastaron dos sesiones para que esta problemática disminuyera al punto de que ya no era un problema. El paciente eligió suspender las sesiones, ya que al desaparecer este síntoma no tenía necesidad de avanzar más.

A los 5 meses retomó, si bien no habían vuelto a ser un problema esos pensamientos, ahora apareció una nueva duda. Esta vez el paciente se comprometió a avanzar para resolver el mecanismo de formación de estos síntomas de duda.

 

Paciente C.

Es un jóven migrante que consultó después de 6 meses de padecer por tener miedo de ser homosexual. Esto le generaba terror porque creía que si lo fuera su familia y amigos lo abandonarían. Y se quedaría solo. Se trabajó durante 3 meses y se eliminó por completo el miedo a ser homosexual y también se abordó el temor al abandono, al quedar solo, etc. que era la verdadera conflictividad en este caso. Ya han pasado más de 2 años y no ha vuelto a tener este problema, ni ningún otro problema para volver a consultar.

 

Caso F

Otro caso, llamémoslo F, se presentó con miedo a lo que podía pasar si descubría que era homosexual. En este caso, al trabajarlo, encontramos que su deseo realmente era por las personas de su mismo sexo. Entonces lo que se trabajó fue para que él aceptara su verdadera condición y pudiera asumirse acorde a su deseo. Para luego poder vivir acorde a él. Pasado un tiempo, F vive asumido como homosexual y su familia ya lo sabe. Resultó que su familia lo aceptó mucho más fácilmente que lo que él mismo había creído posible. Lo que antes era la fuente de mayores sinsabores y dolores en su vida, ahora era algo que funcionaba bien. Obviamente luego aparecieron más cosas para trabajar, pero esta cuestión que parecía tan difícil al principio ya no era un tema.

 

Caso J.

J era un paciente gay que tenía miedo a ser heterosexual y no estar viviendo la vida que debería vivir. Rápidamente se aclaró la diferencia entre ser heterosexual y tener esos pensamientos. Luego de lo cual aparecieron los verdaderos problemas que estaban detrás de esto y se siguió trabajando sobre los asuntos que realmente le afectaban. Esos miedos sobre su sexualidad se desvanecieron.

 

Presentación habitual.

Cada vez son más frecuentes los casos donde esta problemática no se debe a que la persona sea un homosexual no asumido.

La buena noticia es que solucionar esta duda obsesiva suele ser muy fácil, sencillo y rápido. Por lo general basta con unas pocas sesiones o a lo sumo hacen falta unos pocos meses de trabajo para terminar con tanto sufrimiento.

 

¿Cómo se aborda esto?

Primero se escucha al paciente para que explique bien todo lo que le ocurre y todo lo que crea pueda ser importante para entender lo que le está pasando. Luego se le hacen preguntas más específicas para intentar establecer cuál es el caso. Por ejemplo si de la entrevista surgiera que la persona efectivamente es homosexual. Entonces lo que se le puede ofrecer no es curar la homosexualidad, porque la homosexualidad no es una enfermedad y por ende no es posible curarla. Es una elección sexual y en esos casos es posible ayudar a que ese sujeto pueda vivir más acorde con su deseo.

Lo que acá propongo es ayudar a gente que sin ser homosexual está atrapada en el miedo a ser gay o la duda obsesiva de ser homosexual. El descubrimiento que hice fue que en estos casos no se trata de un Trastorno Obsesivo Compulsivo que tiene sus orígenes en conflictos infantiles, sino un trastorno obsesivo compulsivo proveniente de un conflicto actual. Evidentemente siempre tiene alguna raíz profunda, pero que no hace falta resolver para eliminar este síntoma. Por ese motivo su resolución es relativamente sencillo y rápido. Luego el paciente si lo desea puede abordar otras cuestiones que le aquejen.

 

La bisexualidad constitutiva.

Parte del proceso para poder quitarle peso a estos pensamientos tiene que ver con entender qué quiere decir que la bisexualidad es constitutiva en el desarrollo del ser humano. Este es un descubrimiento de Freud. Con el trabajo del psicoanálisis, se llega a descubrir que en el origen todos somos bisexuales y que la elección de objeto implica desprenderse de una bisexualidad originaria.

Muchas veces estos pensamientos intusivos de ser gay están originados en esta cuestión.

Otras técnicas terapéuticas que no tienen forma de abordar esto, por desconocer el papel fundamenteal de la sexualidad en el desarrollo de la psiquis humana y del inconsciente en el proceso de enfermar, no pueden resolver.

 

¿Se puede trabajar online?

Sí. El abordaje con psicologia onine, a través de videoconferencia o con sonido funciona excelente para abordar esta cuestión. Especialmente porque permite una apertura del paciente a contar estas cuestiones que suelen ser muy vergonzosas. Cuando abordo estas problemáticas en persona, en general los pacientes demoran mucho tiempo para animarse a contar todo lo necesario para resolverlo. En cambio con la modalidad online, les da cierto anonimato que les permite decir las cosas importantes mucho antes.

Si desea más información sobre este punto, lea la siguiente página donde se explica cómo funciona hacer terapia con psicologo online.

 

Conclusión:

La duda obsesiva se trata, se resuelve y se cura. En el caso de la duda de ser homosexual en muchos casos responde a un conflicto actual y no a uno profundo, por lo cual la resolución es relativamente sencilla y rápida. Sin embargo es recomendable avanzar para resolver el mecanismo de formación de dudas, para que estas no vuelvan a aparecer.

Lic. Axel Rozen

Si está padeciendo de este problema, puede contactar al  Lic. Axel Rozen y hacerle una pregunta o pedir un turno, mande un whatsapp al +5491156296286

Lic. Axel Rozen ver CV.

Pida un turno

Leer también:

¿Cómo es un tratamiento psicoanalítico individual llevado adelante por Lic. Axel Rozen?

¿Cómo se trabaja con un psicólogo online?

Puntaje de los lectores
[Total: 5 Promedio: 3.6]

1 Comment

  • Anonimo

    Es un tema delicado y el artículo esta muy bien explicado, no hay que tener miedo y hay que enfrentar a la mente, es difícil si pero con la ayuda de personas como el Lic. Axel que escribió este artículo es de gran ayuda, en mi caso me pasó algo parecido al paciente A, después de leer el artículo me siento mas tranquilo. Muchas gracias por el artículo, fue de gran ayuda.

  • Write a Comment

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Tener la duda recurrente de ser homosexual, no significa que se sea gay. Puede ser un síntoma obsesivo.

    A lo largo de mi experiencia como psicoanalista encontré muchas personas que sufren por dudar recurrentemente de ser homosexuales. …

    La soledad psicológica – Testimonio de alguien que sufrió Depresión y nos cuenta cómo lo superó.

      El siguiente es un testimonio que  J. M. Polo me acercó para que lo publique, en el que nos cuenta cómo combatió …

    Remedio psicológico para la impotencia sexual masculina – Tratamiento sencillo y rápido para tener una mejor ereccion.

    Pretender tener  una erección y no lograrlo es algo que todo caballero vivió alguna vez. ¿Cuándo es un problema de erección? …